Fabián Coito: "El futbolista peruano ha ido creciendo, profesionalizándose y es cada vez más competitivo"

FABIÁN COITO

FDM dialogó en exclusiva desde Montevideo con Fabián Coito, entrenador de la selección uruguaya Sub-20, sobre los dos partidos contra Perú en esta semana y la actualidad del fútbol formativo.

Coito ha pasado por todas las etapas como entrenador de la selección 'charrúa', entrenó desde el 2007 a la Sub-15, Sub-17, Sub-20, Sub-23 y este año asumió de forma interina a la selección mayor. Además, ha obtenido grandes logros en el fútbol de su país con títulos en sudamericanos y hasta un subcampeonato mundial Sub-17.

Por: Gonzalo Santiago Landacay

¿Cómo va a hacer la preparación de Uruguay para estos dos partidos frente a Perú?

Nosotros tenemos un plantel de jugadores que están citados en estos momentos. Después del viaje a Catar entrenamos la semana pasada, mañana nos volveremos a juntar para preparar los partidos del martes y jueves contra Perú. Luego, la habitual preparación que pasa en la Sub-20, mucho de organización con la competencia de los jugadores que juegan en primera división; tengo que considerar algunas sugerencias de sus entrenadores con respecto a las fatigas y a la competencia que tienen a futuro; pero con todo lo que tengamos, vamos a prepararnos.

¿Cómo va a manejar la plantilla para los dos partidos, es decir, pondrá primero al equipo base y luego probará con demás jugadores o viceversa?

Vamos a ver cómo llegan mañana luego de la competencia del fin de semana y en base a la condición, ahí vamos a armar. El plantel es muy parejo, así que, seguramente vamos a darle espacio a todos los futbolistas para aprovechar a que jueguen partidos internacionales. Sin embargo, hoy todavía no tenemos un equipo base. Si el torneo fuera en poco tiempo, afinaría un poco la idea de juego y podríamos armarlo; pero no estoy armando un equipo base. Así es que, no es que exista un equipo titular ni suplente, no los considero de esa manera a los futbolistas del grupo.

¿Hay algunos jugadores que militan en el extranjero que no han sido convocados?

No ninguno, porque nosotros solo hemos convocado a dos jugadores; uno de River Plate y un arquero de Independiente de Argentina. Más allá de ellos, ningún otro porque todos los demás están jugando por Europa —algunos juveniles en planteles principales—, pero no se justifica venir desde allá y quitarles la competencia que ellos tienen; los hemos considerado cuando fuimos a jugar al torneo de España o al de Catar.

¿Cuánto ha crecido el equipo luego del título que obtuvieron en el Torneo Cuatro Naciones de Catar?

Ha sido importante, pero tampoco le damos mayor consideración de la que tiene; lo más relevante ha sido competir. Hemos hecho buenos partidos y los hemos ganado, son rivales de otra cultura futbolística distinta a la de Sudamérica. Nosotros fuimos hace dos años a este torneo, no lo ganamos, sin embargo, en sudamericano jugamos muy bien. No es importante ganar a esta altura de la preparación.

¿Cuál es idea de juego que propone Uruguay en esta categoría?

La idea es a base de los futbolistas que integren el equipo. Hay jugadores que se sienten cómodos con espacios, otros que no y esto permitiría que se juegue más arriba; depende de quiénes estén en el equipo. Sobre todo, tomar buenas decisiones y que la lectura de juego sea buena para que nos permita defender bien y atacar bien. No hay algo o alguna formación determinada, al cual, cada jugador tenga que adaptarse; yo en un periodo de trabajo tan largo, fundamentalmente cuento con muchas variantes.

Logró dirigir un corto tiempo en la selección mayor, ¿qué enseñanzas logró adquirir y cómo fue la experiencia?

Muy linda y buena. Compartir con un plantel, de los cuales, a muchos ya los conocía y poder tener la posibilidad de juntarme con ellos. A parte, un plantel que ya está considerado con mucho nivel y está en un buen momento. Siempre es aprendizaje, pero yo aprendo del equipo de la mayor, de la Sub-20; siempre hay cosas para aprender. Desde el punto de vista de esta experiencia, el convivir con futbolistas de élite y ver la forma de manejarse, cómo hacen toda su preparación; cosa que me vino muy bien, me gustó mucho y volvimos muy contentos de la gira que tuvimos en Houston.

Usted está en la selección uruguaya desde el 2007, ¿cómo ha notado el cambio en el fútbol formativo de su país?

Sí hubo un cambio; a nivel de selección, la competencia, los periodos permanentes, un poco la coherencia. El trabajo con aciertos y errores que pueda tener un entrenador, pero con una lógica, estilo, una forma de manejarse y darles identidad a las selecciones juveniles. Nuestra competencia local tiene relativa exigencia, por lo tanto, es muy importante salir a jugar al exterior y tener este tipo de partidos internacionales contra selecciones; estamos en vías de seguir creciendo y mejorando y que nuestros futbolistas lleguen a primera lo más formados posibles. Lo que pasa es que ahora —por distintas razones— están debutando muy jóvenes y eso hace que parte de su formación se la hayan salteado y nosotros intentamos a veces con la selección dársela.

Tuvo un corto paso como futbolista en Perú, ¿cuál es su concepción del futbolista peruano?

Ha ido creciendo y profesionalizando, ha sido cada vez más competitivo —en algunos momentos mejor, en otros no tanto—, pero son futbolistas de grandes condiciones técnicas. Me ha tocado como entrenador enfrentar grandes selecciones y algunas que no han tenido éxito —digamos en cuanto ha clasificación, pero sí de buenos jugadores—. Hay futbolistas de buen nivel, están trabajando ordenado, tienen buenos entrenadores, están intentando ser más competitivo a nivel de clubes, lo cual, es un beneficio para la selección y nosotros tenemos mucha experiencia contra Perú porque también trabajan con muchos periodos y llevamos muchos amistosos. Por concepción nos interesa mucho competir con sus selecciones menores.

Mucho se habla de cómo se forma un jugador, pero no, cómo se forma un formador, ¿cómo cree que debería de ser este proceso?

Es una muy linda pregunta e importante. Yo he tenido mucha suerte, he aprendido mucho de compañeros de selección, he viajado mucho y he ido aprendiendo. El entrenador debe de mirar y aprender. Además, considero que un entrenador se transforma en gran entrenador cuando dirige grandes equipos y dirigir grandes equipos no es fácil encontrarlos por las generaciones de futbolistas, cómo dirigirse a ellos, cómo planificar, cómo argumentar la idea. Hay que respetar la individualidad, pero hay futbolistas que están en el alto nivel que están muy bien preparados; esto necesita prepararse, capacitarse permanentemente, exponiendo la experiencia, el trabajo y esa combinación como entrenador ir creciendo.

¿Cuál cree que es el habitual error que se comete en el fútbol formativo?

Cada cultura deportiva y país tiene su idiosincrasia, pero en nosotros creo que es a veces poco traumático darle muchísimo espacio o importancia al resultado del partido por encima del funcionamiento, que quita visión para observar otras cosas. Esto los hace muy competitivos, los hace futbolistas que están ansiosos de ganar cosas, lo cual, por un lado, podría decirse que compromete su formación, y por otro, también prepara un futbolista competitivo. Yo creo que los entrenadores somos los encargados de formar —como tu dijiste—, nos tenemos que formar nosotros, luego formar a estos jugadores, trasmitirles los conceptos del juego y sobre todo prepararlo para que tome acertadas decisiones en este.

¿Cuál es la filosofía que usted maneja en el fútbol de menores?

Que es formativo y como formativo hay que estar permanentemente corrigiendo, ayudando al futbolista a formarse teniendo argumentos, para que cada entrenador que quiera transmitir un concepto o para que tomen determinadas decisiones lo entienda.

¿Tiene alguna frase que encierre la función del entrenador en la formación del futbolista?

Una tarea del formador es preparar al futbolista para el muy rápido paso por el éxito; es decir, que se prepare para alcanzarlo y a la vez que también sepan que muchas veces el periodo en este lugar es corto y esa es una tarea nada fácil, porque a todos nos gusta que las cosas salgan como queremos y cuando no, nos cuesta mucho.

Perú ya se encuentra en Montevideo para enfrentar el día martes en el Estadio Centenario a las 2:00 p. m. (hora peruana) a los 'charrúas', de igual forma, el jueves a la misma hora en el Estadio Parque Saroldi.

Foto de portada: Subrayado.

Categoría
Autor
Gonzalo Santiago Landacay